viernes, 24 de febrero de 2012

Encantador Flaco Spinetta...

Hace ya dos semanas que se nos fue Luis Alberto, querido Flaco, y todavía me cuesta aguantar las lágrimas al ver o leer alguno de los múltiples homenajes que podemos encontrar en internet.



La primera referencia que tuve de la existencia de este maravilloso ser, fue en 1968, en la contraportada de un disco que no era de él. Un día de ese año 1968, mi viejo trajo a casa el primer tocadiscos que tuve, un Wincofon, y cuatro discos, uno de Raphael, uno de Lola Flores, otro recopilatorio que creo se llamaba "Los preferidos a la Luna", o algo así, y el primer LP de Leonardo Favio. En el recopilatorio y en el de Favio, había una misma canción, con diferentes versiones y nombre. En el de Favio se llamaba "Para saber cómo es la Soledad", de unos tal "Fpineta y Molinari" (si, así lo ponía), y en el otro la canción se llamaba (se llama...) "Tema de Pototo" de "Almendra"...
A mis nueve años de edad, esas menciones, diferentes nombres, algún cambio en la letra de una versión a la otra, despertaron mi curiosidad, y a falta de "Google", bien valía consultar a mi primo Nestor, que de música algo sabía, y así fue cómo conocí a Luis Alberto Spinetta. Todo lo demás vino con el tiempo, escuchar sus discos, verlo en vivo un par de veces, con Invisible, la primera vez en un club de Liniers, y la segunda en la despedida en el Luna Park.
Ese mismo año, 1977, volví a ver al flaco, pero ya no cómo músico, sino compartiendo butaca, de público. Era el Luna Park, un recital de "La Máquina de Hacer Pájaros", la presentación del disco "Películas", y pocos minutos antes que empiece el show, un sector de la platea empieza a corear el nombre del Flaco, que entraba al estadio cómo uno más, el solito, a ver a Charly. Eso fue algo raro, bueno, raro para mi en ese entonces, Argentina no entiende mucho de grises, es "blanco o negro", "Boca o River", y en ese ámbito era "El Flaco o Charly" (yo era más de Charly...), cómo mas adelante "Soda o Los Redondos", y así... Te puede gustar mucho o poco, más o menos, pero al Flaco se lo respetó y se lo quiso siempre, en todos los aspectos.

Pues, nada, me quedo con esto que puso el Flaco en Diciembre pasado:


DIC 2011
"Mi nombre es Luis Alberto Spinetta.
Tengo 61 años y soy músico.
Desde el mes de Julio sé que tengo cáncer de pulmón.
Estoy muy cuidado por una familia amorosa, por los amigos del alma, y por los mejores médicos que tenemos en el país.
Ante el aluvión de información inexacta, quiero aclarar públicamente las condiciones de mi estado de salud.
Me encuentro muy bien, en pleno tratamiento hacia una curación definitiva.
Quiero agradecer a todos por la buena onda que he recibido, y pedirles que no paniqueen, y no tomen en cuenta las noticias que han generado los buitres de turno.
No tengo ninguna red social, ni Twitter, ni Facebook, etc, por lo tanto todo lo que lean al respecto es falso.
Pertenezco a Conduciendo a Conciencia, y les recuerdo que ahora en las fiestas, si van a conducir no deben beber.
Gracias. Los quiero mucho. Felices Fiestas.
Luis


video

viernes, 17 de febrero de 2012

LOS SUAVES



"Los Suaves, grupo de hard rock nacido en Ourense, en los años ochenta. Fue fundado por los hermanos Charli Dominguez y Yosi Dominguez, que desempeñan la labor de bajista y vocalista/letrista, respectivamente.
La banda nace a finales de los años 70 en Ourense, formada por los hermanos Domínguez (Yosi, Charly y Javier), si bien los que conformaron la banda durante casi toda su trayectoria fueron Yosi y Charli. En estos primeros años, la formación de la misma varía bastante, hasta que se asienta con la incorporación de Ramón Costoya "Moncho" y Hermes Alogo como guitarristas y el batería Ángel Barrio, "Gelo". Tuvieron su primera gran oportunidad en 1981, cuando telonearon a Los Ramones en A Coruña, con tal éxito que consiguieron firmar con la discográfica independiente gallega Edigal, con la que editan sus dos primeros discos, el titulado "Esta vida me va a matar" 1982, en el que se encuentran canciones como "Peligrosa María" o "Viene el tren", y "Frankenstein" en 1984, actualmente reeditados en compact disc. Fruto de aquel concierto como teloneros de Los Ramones empezaron a utilizar un gato como símbolo del grupo, a imagen y semejanza del águila que representa a los Ramones. Con el tiempo la imagen del "gato de Los Suaves" se ha convertido en un icono del rock nacional. Pasaron épocas difíciles hasta llegar al tercer disco que les lanzó al éxito -"Ese día piensa en mí",1988, donde la banda comienza a ser reconocida a nivel nacional, lo que se plasmó en el disco en directo "Suave es la noche" (1989).
El guitarrista Hermes Alogo tuvo que abandonar Los Suaves, y es sustituido por Alberto Cereijo, quien aporta un sonido más agresivo en la guitarra, lo que lleva a una evolución del sonido Suaves coincidiendo con el cambio de década. Así, los discos editados estos años "Maldita sea mi suerte" (1991) que fue disco de oro, y "Malas Noticias" (1993), disco que graban con una compañía multinacional. Su siguiente disco, "Santa Compaña" (1994), obtuvo el disco de platino y conciertos multitudinarios. Esta gira dio pie a la grabación del disco en directo "¿Hay alguien ahí?", el cual estaba formado por dos discos grabados en un concierto en Santoña (Cantabria), y un tercer disco compuesto por 6 temas tocados en directo en un estudio ante un público exclusivo, el cual sólo acompañó a los otros dos en la primera edición del directo.
La banda continúa su trayectoria con los siguientes discos, "San Francisco Express" (1997), " Víspera de todos los Santos" (2000), "Un paso atrás en el tiempo" (2002), "Si yo fuera Dios" (2003), "El jardín de las Delicias" (2005) y "Adiós, adiós" (2010). Cabe señalar también que actuaron como grupo invitado de los Rolling Stones en el año 1999, en Santiago de Compostela.
El Siglo XXI recibe a la banda con cambios significativos en su formación. Ramón "Moncho" Costoya había anunciado su marcha del grupo por motivos personales en 1998, aunque ésta no se producirá hasta el año 2000. Es sustituido por Fernando Calvo, orensano, y virtuoso guitarrista formado al igual que Alberto Cereijo en el prestigioso M.I. (Musicians Institute of Hollywood), recibiendo excelentes calificaciones en el departamento de G.I.T. (Guitar Institute of Technology). Fernando Calvo ya interviene en la grabación de "Un paso atrás en el tiempo" (2002) y en los discos y directos posteriores de la banda. Y en mayo de 2002 Tino Mojón toma el relevo de Ángel Barrio "Gelo" a la batería del grupo. Tino ya venía colaborando con el grupo desde el año 1996. Vinculado a la banda como músico de estudio en los discos "San Francisco Express" (1997), "Víspera de todos los Santos" (2000) y "Un paso atrás en el tiempo" (2002) coge las baquetas también en directo tras la marcha de "Gelo", aportando mayor implicación en la elaboración de los temas de los nuevos discos de la banda y manteniendo la contundencia rítmica que caracteriza a Los Suaves.
En febrero de 2007, a través de la página web de Alberto Cereijo, se anunció que la de ese año sería su última gira con Los Suaves, a pesar de lo cual la banda no se planteó por ello el abandonar la escena del rock & roll nacional. Además, en octubre de 2007, Alberto Cereijo anunció que daba marcha atrás en sus planes de salir del grupo y decidió junto a Tino Mojón (batería) compaginar Los Suaves con su nueva banda llamada ECO. De hecho los primeros conciertos de ECO tuvieron lugar durante los meses de Noviembre y diciembre de 2007 teloneando a Los Suaves, situación que se ha ido repitiendo en varias ocasiones durante años posteriores.
El 26 de enero de 2010, casi cinco años después de su anterior trabajo discográfico, Los Suaves sacan a la luz su undécimo disco de estudio. Titulado "Adiós, adiós". Dejando claro que esas palabras son un grito de bienvenida, supone la confirmación de la banda como una de las que se encuentra en mejor forma dentro panorama del rock nacional, hecho que se confirma en junio de ese mismo año con el anuncio de la grabación en Orense, el 18 de septiembre de 2010, de un DVD en directo. Dicha grabación se materializa en el doble disco en directo, incluyendo DVD y libro, titulado "29 años, 9 meses y 1 día", que sale a la venta a finales de noviembre de ese mismo año. Durante la rueda de prensa realizada para la presentación del evento la concejal de cultura del ayuntamiento de Orense anuncia el inicio del procedimiento requerido para la concesión a Los Suaves de la medalla de oro de la ciudad. El 17 de septiembre de 2010 se les concede dicha medalla en el consistorio de su ciudad, y la Sociedad Filatélica Miño realiza la presentación de un sello de Los Suaves, durante un emotivo acto de descubrimiento de una placa conmemorativa del evento realizada en la plaza que lleva su nombre en Orense, rodeados de numerosos seguidores, prensa y autoridades." 



El texto anterior, al completo, fue copiado y pegado de Wikipedia. El caso es que quería darle un sitio a Los Suaves, porque si, porque me gustan, y bueno, así me ahorré de escribir un buen pedazo.
Más historia, anécdotas, fotos y cataratas de tinta pueden buscarse en Internet.
 
Quería incluir un par de vídeos de la misma canción, "Dolores se llamaba Lola". Uno con la formación de la primera etapa, la de los años 80, con el negro Hermes en la viola. Todo un personaje el negro, nació en Guinea y currando en un circo llegó a Ourense, donde se quedó y fué un "Suave" más. Estuvo diez años en la banda, todos ellos cómo inmigrante ilegal, nunca tuvo "papeles", hasta que por problemas de salud tuvo que abandonar el grupo, volvió a su país, y se le perdió la pista. Al tiempo se supo que había muerto... 

video

Este otro es con la formación actual, en la presentación de "Adiós, adiós", hace un par de años...

video



Monumentos en Vigo - 6

PUERTA DEL ATLANTICO



Este monumento es un homenaje a los emigrantes gallegos que salieron del puerto de Vigo hacia América. 



Está compuesto por tres elementos complementarios por proceder los tres de un mismo bloque granítico. El principal es un arco o puerta en medio de un estanque de 38mts de diámetro situado en medio de la Plaza de América.


El segundo está situado al principio de la Gran Vía. 
















Y el último de estos elementos a principio de la avenida Castelao.






















Las tres piezas fueron diseñadas, cortadas y tratadas en una cantera de Porriño, y forman parte de un mismo bloque de granito rosa de Porriño. La puerta, elemento principal, pesa 427 toneladas.






La Obra fue realizada por el artista Pontevedrés Silverio Rivas. Nacido en Ponteareas, en 1942.



Del mismo Artista, y en la ciudad de Vigo podemos apreciar un par de esculturas mas.









"Horizonte para o sol"
Situado en la rotonda de entrada al CUVI










"BICENTENARIO"
Esta escultura se encuentra justo en el cruce de la calle venezuela con la subida al castro, prácticamente enfrente del ayuntamiento, y se inauguró para celebrar el bicentenario de la Ciudad de Vigo. Es una interpretación personal del Olivo, en el que están representadas todas las parroquias de Vigo. 
Está realizada en acero y mide 5 metros de altura.







"Monumento ás Vítimas da Represión"
Esta Obra está situada en la Alameda de Tuy (ciudad de residencia del escultor) en memoria de los represaliados del Baixo Miño en 1936.

jueves, 16 de febrero de 2012

Vigo - Fortaleza de O Castro

La fortaleza de O Castro formaba parte del sistema defensivo de la ciudad, junto con las murallas (hoy desaparecidas) y la fortaleza de San Sebastián, al lado del edificio consistorial, desde donde se dominaba la entrada de la ría. Los proyectos de fortificar Vigo se remontan al siglo XVI, debido a los frecuentes ataques que sufría la ciudad, sobre todo por parte de los ingleses. Pero no fue hasta 1665, en plena guerra con Portugal, cuando se iniciaron los trabajos de fortificación. 

Se construyó una muralla irregular, debido a la orografía, que rodeaba la ciudad, abierta por varias puertas y defendida por tres baluartes. En la parte más alta se encontraba el fuerte de San Sebastián. Tras el asedio de 1665, el capitán general de Galicia ordena completar las obras y fue entonces en 1666 cuando el coronel ingeniero Fernando de Gourannanbergue y el maestre de campo Diego Arias Taboada elaborarón un intenso plan de fortificación y unión de las fortalezas del O Castro y de San Sebastián. A juzgar por los escritos de la época la ciudad nunca quedó bien defendida, pues la fortaleza se encontraba rerlativamente lejos del mar y no era capaz de detener los desembarcos. Además era muy fácil llegar hasta arriba sin que el enemigo estuviera descubierto. Tres años después se terminó la guerra con Portugal y las murallas perdieron su protagonismo.
Después de varios intentos de mejorarlas, Vigo sufrió la famosa Batalla de Rande (23-24 de octubre 1702) en plena guerra de Sucesión, donde los invasores desembarcaron y saquearon nuevamente la villa. Después de esto, hubo varios intentos inútiles de fortificación de la ciudad. Cien años después(1809), el castillo de O Castro vuelve a ser protagonista debido a la invasión de los franceses, donde el 28 de marzo, la fortaleza es reconquistada por los vigueses tras una dura y heróica batalla, tras la cual los franceses se rendirían. La villa desde entonces pasa a tener el título de "Fiel, Leal y Valerosa". 
Se dice que desde la fortaleza partían varios túneles que comunicaban con distintos puntos de la ciudad, como con el castillo de San Sebastián, el centro histórico e incluso se cuenta que con el Monte de la Guía situado a más de 3 km, poco antes que el estrecho de Rande. Aún se pueden ver restos en la fortaleza de San Sebastián y hace pocos años se encontraron restos de ellos en la cercana calle de Celso Emilio Ferreiro. Al lado de las murallas del Castillo de O Castro, hasta no hace mucho era perfectamente visible la entrada de uno de esos túneles, donde se cuenta que aquí fueron ejecutados gente durante la Guerra Cívil Española. 
La fortaleza tiene forma poligonal y hoy en día se encuentra abierta al público para el disfrute de sus magníficos jardines, fuentes y esculturas, además de las maravillosas vistas de la ciudad y de la Ría de Vigo.











Las obras de construcción del Castillo se realizaron a la vez que las de las murallas y fuerte de San Sebastián. Fueron realizadas con el objetivo de defender este importante enclave costero del ataque de piratas y, sobre todo, de los portugueses con los que, tras el estallido de la guerra de independencia de Portugal, España estaba en plena guerra.

Según el padre Gándara en su libro "Armas y triunfos de Galicia" las obras del recinto amurallado comenzaron en 1656 con el diseño del entonces capitán general de Galicia Don Vicente Gonzaga. El costo de las defensas se reparte entre la ciudad y el estado español.
Los ingenieros militares Carlos y Fernando de Grunemberg estuvieron en 1665 trabajando en las fortificaciones de Vigo, especialmente en la del Castro y fueron los que propusieron un proyecto de enlace entre los castillos del Castro y San Sebastián. Pero fue el capitán Juan de Villarroel y Prado quien proyectó y dirigió las fortificaciones de Vigo desde su comienzo.
En 1665 estaba construido el primer recinto del Castillo del Castro, y en 1667 el segundo cinturón a modo de falsa braga.
En 1670 en las obras del Castillo del Castro, la primera muralla y la segunda (que era de tierra) estaban completamente terminadas, como se puede apreciar en un plano de la época del conde de Haumanes (para un proyecto que hizo para la unión del Castillo del Castro con el de San Sebastián en ese mismo año).
En 1704 se le añade un tercer recinto, dos años después de que la armada franco-española sufriera un ataque de la armada anglo-holandesa en Rande.
En un plano del Archivo Histórico Nacional (titulado "Planta del Castillo de Vigo que se llama el Castro, como ha de estar, en estado acabado") de 1705 de Eugenio Antonio Doffus Velez D´avila se puede apreciar el castillo completamente acabado. Se compone de tres recintos y un camino cubierto que conduce al reducto de San Felipe (una construcción pentagonal rodeada de una empalizada situada donde ahora hay un parque infantil en la entrada al Castro por su lado Este). 



En 1719 el castillo resistió durante siete días un bombardeo de 34 morteros del ataque inglés, que había desembarcado 5000 hombres en la playa de Samil. Los ingleses consiguieron la rendición negociada de la guarnición y ocuparon y saquearon el castillo llevándose todo el material de guerra.

El castillo fue reparado, ya que la fortificación había quedado seriamente dañada. Aun así, y aunque en 1724 se le construyó un cuartel de infantería para 250 soldados, las fortificaciones habían quedado anticuadas para los tiempos que corrían. A pesar de ello se continuó usando hasta el 28 de marzo de 1964, día en el que fue cedido al Ayuntamiento.
El Ayuntamiento, lejos de conservar lo mejor posible este patrimonio histórico de la ciudad permitió la construcción de edificaciones ilegales y especulativas sobre las murallas inferiores que además taponan las superiores. 



A pesar de que las murallas estaban recogidas como elementos protegidos el Concello permitió la construcción en 1975 del edificio (llamado edificio Montemar), infringiendo la legislación vigente en el momento de su construcción.
Se proporcionó una concesión privada al empresario Alejandro Fernández Figueroa que, además de haber explotado el edificio como el restaurante El Castillo durante tres décadas, se permitió el lujo de realizar obras ilegales como realizar añadidos que afectaron a varios elementos protegidos. 



Después de tres décadas de explotación del edificio Montemar, la concesión finalizó en julio de 2005, y el Concello se encontró con la "difícil" papeleta de dedicir su futuro.
En aquel momento estaba de alcaldesa Corina Porro, e inicialmente hizo pública la decisión del Concello de hacerse con la titularidad del inmueble para destinarlo a usos municipales, como podían ser la celebración de bodas.
Sin embargo esta primera iniciativa fue perdiendo fuerza y cobró protagonismo la idea de destinar el edificio a actividades privadas y municipales a la vez. En la planta baja se explotaría un restaurante y la planta superior se usaría para actividades municipales.
Incluso se pensó en convocar un concurso de ideas, pero éstas no se concretaron y el gobierno popular dio paso a una coalición entre socialistas y nacionalistas.
Hoy, Febrero de 2012, después de mas de un cambio de Gobierno, el edificio Montemar, con su reataurante "El Castillo", siguen en el mismo estado de abandono que hace siete años.


(Fuente: Arquitecturavigo y galiciamaxica.eu)

Vigo - O Castelo de San Sebastián



De O Castelo de San Sebastián solamente quedan los muros del lado norte, con dos garitas, porque un baluarte y dos medios baluartes que se conservaban fueron derribados para construir sobre ellos el palacio Consistorial. Fue construido sobre un montículo, en la parte de abajo de O Castro, en donde se cerraba el recinto abalaustrado que componía las defensas de la plaza militar viguesa. 

En 1665, en plena guerra con Portugal y después de haber sido sitiada por tropas portuguesas durante 6 días, el Condestable de Castilla ordena completar las obras de las murallas de la ciudad y para ello cuenta con la ayuda de los ingenieros militares Carlos y Fernando de Grunemberg, que fueron los que propusieron un proyecto de enlace entre los castillos del Castro y San Sebastián. Pero fue el capitán Juan de Villarroel y Prado quien proyectó y dirigió las fortificaciones de Vigo desde su comienzo.



En el perfil que se conserva en el Archivo de Simancas de 1667, aparece ya reflejado un recinto amurallado con los castillos del Castro y San Sebastián.
Con todo hay que decir que tanto la construcción de las murallas como la de los castillos de San Sebastián y del Castro, nunca proporcionaron demasiada seguridad a los vigueses.
El castillo de San Sebastián se construyó con una notable falta de medios y con mucha prisa (por temor a un posible ataque anglo-portugués), lo que propició que los muros no se hicieran con suficiente consistencia ni que se fortificara el exterior con fosos, caminos cubiertos, rebellines, etc.

Cuando se produjo en 1719 la invasión inglesa la guarnición que defendía el castillo lo abandonó para refugiarse en el castillo del Castro debido a su inseguridad.


En 1719 es declarado en estado ruinoso y prácticamente inservible por Pedro Daubeterre, por lo que el castillo es abandonado.
En 1756 Francisco Llobet realiza un informe en el que señala que sólo servía para encerrar ganado.
En 1800 el fuerte sigue en estado ruinoso y sin puertas.
A principios del siglo XIX se construyó un hospital en su interior y el lienzo de muralla con ángulo entrante que mira hacia la Puerta del Placer se convierte en ángulo saliente para aumentar la superficie interior.
En 1927 el alcalde Mauro Alonso Giménez-Cuenca se planteó la recuperación para Vigo de los castillos del Castro y San Sebastián.


El castillo sirvió de cuartel militar hasta que el 28 de marzo de 1964, siendo alcalde José Ramón Fontán, se entrega al Ayuntamiento de Vigo, gracias a las negociaciones hechas por el anterior regidor Alberto Varela Grandal.







En 1970 el Concello decide derribar el baluarte y los dos medios baluartes para construir en su lugar el nuevo edificio consistorial. El alcalde por aquel entonces era Antonio Ramilo Fernández-Areal tenía la construcción del Pazo municipal como uno de sus objetivos en su programa de actuación municipal.
En 1972 se colocó la primera piedra del edificio, para lo que hubo que eliminar algunos lienzos del muro del castillo.


No sólo los intereses especutalivos privados fueron los responsables de la destrucción del patrimonio culturalarquitectónico vigués. Los sucesivos gobiernos locales también tuvieron mucha culpa en ello.
La construcción del edificio se terminó en 1976 y el 26 de julio de ese mismo año se inauguró con la presencia de los Reyes de España ante unas 60.000 personas que llenaron la plaza del Rey, siendo entonces alcalde de Vigo Joaquín García Picher.
En 1983 se consiguió evitar el derribo de lo que quedaba del castillo de San Sebastián al presentarse una alegación al plan especial de edificios a conservar para que no se pierdiera un bien de valor histórico. En esa misma época también se pudo salvar el colegio Alemán y el puente romano de Castrelos.
A principios de los noventa el Conello consiguió degradar más esa zona al permitir la construcción de un parking subterráneo con la consiguiente remodelación de su superficie. La zona verde que existía delante del edificio del Concello fue eliminada y en su lugar se construyó la actual plaza del Rey.
Tras esa actuación, la zona se convirtió en un lugar aislado y desértico con díficil acceso tanto para el tráfico rodado como para los peatones.

Esta zona, que debería ser uno de los mayores puntos de encuentro de la ciudad, carece de vida y está degradada. Los restos del castillo de San Sebatián son un frecuente punto de encuentro de yonkis y demás gente marginal. La Panificadora y los alrededores del edificio del Concello están abandonados y en estado de semirruina. 




La eliminación del edificio consistorial, la recuperación integral del castillo de San Sebastián, la rehabilitación de la Panificadora, el derribo del edificio de la Gerencia de Urbanismo, la recuperación de los edificios que hay entre el Paseo de Alfonso XII y la plaza del Rey,... ¿sería tan utópico?